skip to Main Content
Metodología Con El Movimiento Primordial

¿Sabías que nuestra corporalidad también crea mundos?… ¿y que puedes acceder a él a través de nuestra Metodología con el Movimiento Primordial?

El cuerpo es la parte de nosotros que más olvidamos; gracias a él podemos sentir las  emociones, nuestra vitalidad, la interacción con otros, con el entorno, es un medio para percibir y descubrir más allá de nuestros sentidos.

En el cuerpo podemos reconocer lo que hacemos con lo que nos pasa; manifestándose en bloqueos de expresividad, de comunicación, de modulación de emociones, de manifestación de estrés, de agotamiento, como también de entusiasmo, de sintonía con una idea, con un proyecto, con una persona o con un equipo.

Nos encanta el enfoque que nos aporta el Movimiento Primordial que permite recuperar nuestros movimientos naturales y espontáneos y conectar con las emociones, con nuestra forma de movernos, facilitando el ser conscientes de nuestra respiración y del tipo de energía que proyectamos, creando de esta manera el mundo que interpretamos y compartimos con otros.

Favorece la conexión con las necesidades naturales de encuentro, somos seres sociales por naturaleza, reconocemos el impacto de una mirada, de un abrazo, una señal con las manos, un gesto de apoyo, un intercambio de cuidados que puede hacer la diferencia en un momento de crisis, o de desafío por el que se esté pasando.

Y es que cada vez nos damos cuenta que lo natural lo vamos perdiendo, en esta carrera con que vivimos hoy la vida, ya necesitamos estar medicados para dormir, para normalizar la digestión, para soportar las extendidas jornadas laborales, hemos visto la importancia de ofrecer espacios en los que se incluya risa, relajación, respiración y  movimiento conscientes.

Dentro de nuestra metodología propuesta rescatamos la conexión presencial de las personas en los ambientes de trabajo, para reemplazar los emoticones de los celulares por rostros que se atrevan a expresar sus emociones, a retomar la conexión simple de una mirada, o de un gesto que indica complicidad, comprensión, apoyo, aprobación o desaprobación, molestia, alegría, expresiones que pueden pasar desapercibidas en la interacción con los otros y que se convierten en fuente de comprensión en las relaciones humanas.

Para alcanzar mejores resultados es preciso recuperar lo primordial; por lo tanto te dejamos algunas preguntas que te ayudarán a conectarte con tu cuerpo ¿Te has fijado en cuáles son tus principales gestos cuando hablas? ¿Cómo es el ritmo de tu respiración, es pausada, acelerada? ¿Qué emoción expresas con facilidad? ¿Cuándo fue la última vez que diste o recibiste un abrazo? ¿Qué mirada o gesto de apoyo recibido nunca olvidas?

Así que estás a un clic para vivir la experiencia y explorar la corporalidad como creadora de mundos, estamos preparadas y listas para hacerlo.

Síguenos en redes sociales. Facebook, LinkedinInstagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *