skip to Main Content

ALIX YOLANDA SALAZAR C

Cofundadora
conoceme-alix-yolanda-salazar-color
logo-icf
logo-acc
certified-facilitatior-lego

Soy una mujer apasionada que pone alma y corazón en todo lo que hace. Doy gracias a la vida, porque cuando descubrí mi pasión, me sentí nuevamente viva. El coaching es para mi un estilo de vida que sigo y con el cual acompaño a otros desde mi ser genuino.

Manuel y Alicia mis progenitores, los seres amorosos y amados con los que Dios me honró, fueron la raíz férreamente anclada en principios éticos y morales desde la que se construyo mi vida y la de mis nueve hermanos, en el transcurrir de mi existencia, un esposo cómplice y dos maravillosos hijos, han sido y son mi inspiración, mi sostén y mi ropaje.

Me he señalado retos profesionales y los he asumido con pasión y con vocación de servicio. Treinta exitosos años al frente de ACRECER, la organización empresarial de familia cuya razón de ser es el talento humano, fueron el punto de partida para emprender un nuevo camino, un nuevo desafió: el coaching. Las incontables y enriquecedoras experiencias vividas con empresarios, directores, lideres de niveles medios y trabajadores, de diferentes sectores económicos y en varias regiones de Colombia, me mostraron un horizonte de posibilidades infinitas para acompañarlos, para ser fuente de transformación de sus vidas personales y laborales y con ello, de la sociedad.  

En el camino de mi formación como Coach he tenido la inmensa fortuna de verme acompañada por maestros – Julio Olalla, Elena Espinal, Miryan Subirana, Marco Leone y Daniel Taroppio entre otros – quienes me han enseñado que la vida es un precioso regalo, en la nos hacemos presentes desde lo auténtico, confiando en nuestras aptitudes, sintiendo y expresando sin temor. Ese valioso aprendizaje ha dado más sentido al lema que aplico y que forma parte de los principios que guían mi andar: “Liderando desde el ejemplo”.

Entiendo, desde mi experiencia, que las Organizaciones han estado preocupadas por capacitar a sus trabajadores, con una mirada de aprendizaje enfocada en el saber y esto, en muchas oportunidades, ha generado en ellos una carrera desenfrenada en pos de un cada vez mayor estatus económico o en busca de adquirir más conocimientos, propiciando sentimientos de angustia por el futuro, deseos de sobresalir sin importar los demás y haciéndolos olvidar de lo enriquecedor y reconfortante que es disfrutar plenamente lo que se hace día a día, desconociendo el movimiento.

En esta realidad nace mi pasión por entregar a las empresas una experiencia que nos permite acompañar a sus colaboradores a relacionarse con su autoconocimiento y potenciar sus fortalezas para que, de esta forma, puedan gestionarse de manera independiente, como personas auténticas dentro de las Organizaciones, mostrándose tal cual son, desde una humanidad conectada con el otro.